Con una localización privilegiada, un valle surcado de ríos y rodeado por montes y colinas, Ourense esconde unos paisajes naturales de gran belleza que merece la pena explorar, empezando por sus ríos. Caminar las orillas del Miño es descubrir todo un mundo de pequeños animales y bosques de ribera donde perderse, recorriendo sendas que se extienden por sus afluentes, kilómetros y kilómetros de naturaleza.

Si ascendéis por las laderas de su cinturón verde hasta las zonas de Cudeiro, Vilar, Palmés o Seixalbo, no solo disfrutaréis de vistas impresionantes sobre la ciudad de los puentes, sino que encontraréis núcleos rurales que aún conservan su arquitectura tradicional. En sus antiguos caminos, camuflados entre la vegetación del bosque ourensano (a caballo entre lo atlántico y lo mediterráneo), os esperan rutas de senderismo y bicicleta, ideales para adentrarse en ese Ourense verde, todo un gran desconocido.

Si os quedáis con ganas de más, aquí tenéis un campamento base ideal para descubrir una provincia donde la naturaleza se hace leyenda: los cañones del río Sil, el Parque Natural del Invernadoiro, el de la Baixa Limia-Gerés, las montañas nevadas de Peña Trevinca…

  • 1 La ciudad
  • 1 Ocio
Ríos de Ourense
  • 2 La ciudad
  • 2 Ocio
Sendas verdes
  • 3 La ciudad
  • 3 Ocio
Espacios naturales
  • 4 La ciudad
Sendero Periurbano de Ourense
  • 5 La ciudad
Parque Botánico de Montealegre

En Ourense fluyen tres grandes ríos, varias decenas de riachuelos y un centenar de regatos. La ciudad es la hija del Miño y de las Burgas, un valle fértil que no habría existido sin la presencia del agua.

Una forma distinta y saludable de conocer Ourense es salir de su núcleo urbano para descubrir su cinturón verde, ideal para practicar senderismo. La suave orografía invita a hacer largas caminatas recorriendo paisajes y lugares de gran interés natural, histórico y etnográfico; corredores, caminos y pistas que os llevarán por lugares mágicos.

Senderos junto al río, rutas entre bosques, parques urbanos, miradores panorámicos …

Ruta por el cinturón verde que rodea la ciudad, entre naturaleza y pequeños núcleos de población donde aún se puede disfrutar de la arquitectura tradicional del rural gallego.

Montealegre es el gran parque forestal de Ourense, y cuenta con el bosque mediterráneo situado más al noroeste de toda Europa.