Primer día – Lo que no os podéis perder

  • 1 La ciudad
10.00 h
Oficina Municipal de Turismo
  • 2 Arte y patrimonio
  • 2 Termalismo
10.30 h
As Burgas
  • 3 Arte y patrimonio
11.30 h
Plaza Mayor
  • 4 Arte y patrimonio
12.00 h
Catedral de San Martiño
  • 5 Arte y patrimonio
13.00 h
San Francisco
  • 6 Gastronomía
14.00 h
Almuerzo en Os Viños
  • 7 Termalismo
16.00 h
Termas del río Miño
  • 8 Arte y patrimonio
18.00 h
Puentes de Ourense
  • 9 Ocio
18.30 h
Tarde de shopping
  • 10 Ocio
21.00 h
La noche en Ourense

Toda visita debería comenzar por la Oficina Municipal de Turismo, situada en los jardines del Padre Feijoo. En ella estaremos encantados de explicaros toda la oferta turística de la ciudad y podremos facilitaros mapas y folletos, así como informaros de los horarios de los recursos turísticos.

Acercaos a la zona de As Burgas para entender el origen de la ciudad y de su tradición termal. Podéis empezar tocando las aguas calientes y después ver la terma más urbana (e incluso bañaros en ella). También descubriréis los restos arqueológicos de las instalaciones romanas y comprenderéis su historia con una visita al Centro de Interpretación.

Subid hasta la Plaza Mayor, centro de la zona antigua, donde se encuentran algunos de los edificios más emblemáticos de Ourense: la Casa consistorial, el antiguo Palacio del Obispo, la iglesia Santa María Madre…

Aquí podéis aprovechar para hacer un descanso en alguna de las terrazas de su espolón.

Subiendo por la Plaza de las Damas llegaréis a la puerta sur de la Catedral, con salida a la hermosa Plaza del Trigo, por donde podréis acceder a la basílica. En su interior os aguardan joyas como el Santo Cristo, la Capilla Mayor o la impresionante policromía del Pórtico del Paraíso.

Continuando por la Plaza de los Suaves y la Plaza del Corregidor, tomad las escaleras: al final de ellas os espera una vista espectacular de Ourense. Aquí se encuentra el claustro de San Francisco, una joya del gótico que debéis visitar, sin olvidar deteneros después en la sala la anexa, la «Escolma de Escultura», espacio que invita a un recorrido por la historia a través de las piezas que se exhiben, procedentes de los fondos del Museo Arqueológico Provincial.

Las callejuelas que rodean la catedral (Unión, Hornos, Lepanto, Hierro, San Miguel, Eironciño…) son conocidas como «Os Viños»: la zona de tapeo por excelencia de la ciudad. Sin duda un buen lugar para descubrir la gastronomía local.

La segunda parte del día la podéis dedicar a las termas naturales del río. Podéis ir caminando, en bicicleta, en coche… pero también tomando en la Plaza Mayor el Tren de las Termas, un transporte urbano que os llevará cómodamente a todas ellas. Bien sea en A Chavasqueira, en Muíño da Veiga o en Outariz, os recomendamos que no solo las veáis, sino también que las aprovechéis tomando un baño. Bañador, chancletas, toalla y ganas de relajaros son los únicos requisitos necesarios.

Al regresar bien podéis deteneros a ver todos los pasos que se han construido sobre el río Miño. Desde el más moderno (el Puente del Milenio, en el que podréis escalar su pasarela-mirador), hasta el más histórico: el Puente Mayor, que los romanos levantaron hace ya dos mil años.

Desde el puente llegaréis al centro urbano, el Parque de San Lázaro. Las calles de su entorno conforman un centro comercial abierto donde la moda y los complementos llenan los escaparates.

Y de vuelta a la zona antigua, más viva que nunca al caer el sol. En Ourense el tapeo nocturno, las terrazas, las copas y la música alcanzan otra dimensión.

 

11270247_1021969201180655_7078471523707658269_o

Segundo día

Ampliad vuestro itinerario paseando con calma por rincones singulares y descubriendo los senderos y ríos de la ciudad. Ver más

SeixalboSantaAgueda

Tercer día

Reservad tiempo para disfrutar del arte y la historia de los museos  y conocer la belleza de los alrededores de Ourense. Ver más

Oseira 2

Con tiempo

Si pensáis prolongar vuestra estancia, Ourense es un punto de partida perfecto para conocer el resto de la provincia, las demás ciudades gallegas o incluso hacer una escapada a Portugal.
Ver más