Geografía y clima

Ourense está situada en el extremo noroeste de la Península Ibérica, en el valle que forma el paso del río Miño y sus afluentes Barbaña y Loña. Con más de 107.000 habitantes, es la tercera ciudad gallega y capital de la provincia homónima, la única de Galicia sin franja costera pero de un grandísimo valor natural.

La provincia de Ourense linda por el sur con el norte de Portugal, por el este con Zamora, con Pontevedra al oeste y Lugo al sur. Su capital, tradicionalmente un eje de comunicaciones y entrada natural a Galicia desde la meseta, cuenta con excelentes conexiones por autovía y tren con las principales ciudades de España y Portugal. Ourense es la lanzadera ideal para descubrir lo mejor de la mágica, misteriosa y aún gran desconocida Galicia interior. Lugares de gran belleza e interés como la villa de Ribadavia o la Ribeira Sacra se encuentran a pocos kilómetros de distancia.

Tal y como nos recuerda una placa del Instituto Geográfico Nacional a la entrada de la Casa Consistorial, el centro de Ourense se encuentra a 135 metros sobre el nivel del mar, mientras que las montañas que rodean la ciudad alcanzan los 400 metros. Este valle rodeado de montes forma lo que se conoce como la «olla» ourensana. Esta formación proporciona a Ourense un singular clima marcadamente continental, con precipitaciones mucho más moderadas que en el resto de Galicia. Las temperaturas son muy altas en verano, a menudo por encima de los 30º C, y muy bajas en invierno, por lo que a la hora de hacer las maletas es recomendable meter siempre ropa extra de abrigo (además del bañador, porque a pesar de todo, aquí siempre es verano…).

Correos

Es posible adquirir sellos en cualquier estanco u oficina de Correos. Cartas y tarjetas postales pueden depositarse en el buzón mientras que el envío y recepción de paquetes deberá tramitarse en Correos o empresas de mensajería.

Oficinas de Correos

  • Rúa do Paseo, 53 – Tel. 988 223 083
  • Avda. de Marín, 27 – Tel. 988 217 839

Moneda

El EURO (€) es la moneda oficial en toda la Unión Europea.

Los cambios de divisas deben realizarse en las oficinas bancarias, ya que la ciudad no cuenta con establecimientos de cambio. Si viajáis en avión, encontraréis este servicio en los aeropuertos más próximos.

El pago con tarjetas de crédito está bastante extendido en los comercios y habitualmente se identifica con distintivos en las puertas de los locales. No obstante, en restauración y muchos comercios habitualmente se exige un gasto mínimo (10 € aprox.) para pagos con tarjeta. En cualquier caso se recomienda preguntar previamente.