Eironciño dos Cabaleiros

Ver en el mapa

Recogida plaza en el que fue barrio noble del Ourense medieval. Destaca la Casa de María Andrea, con su balcón del siglo XVI.

La recogida Plaza del Cid, más conocida como Eironciño dos Cabaleiros, vendría a ser -como su nombre indica- parte del barrio aristocrático de Ourense, aunque de este apenas quedan vestigios. Hoy, con sus animadas terrazas, es una de las esquinas privilegiadas de la zona gastronómica de los Vinos.

Destaca aquí la conocida como Casa de María Andrea, con su balcón de madera del siglo XVI. El que fue Palacio de los Armada es conocido por el nombre de la sirvienta del canónigo Guntín, quien se la cedió en herencia por su comportamiento ante los franceses tras su invasión a inicios del siglo XIX. A lo largo de su historia, fue local de sociedades obreras, escuela y sede de periódicos.

El edificio de dos plantas y bajo dispone de un pórtico de acceso así como de una balconada corrida en madera. La casa lateral, sobre la portada, luce el escudo nobiliario del fundador. Las ventanas se decoran con arcos de carpanel que recuerdan el antiguo señorío de sus propietarios.

En la esquina opuesta se encuentra el local antaño bautizado «O Volter», lugar de encuentro de la intelectualidad gallega entre en los años 50, 60 y 70 del pasado siglo. Alrededor de esta taberna se formó el grupo  conocido como Os Artistiñas, formado por nombres como Virxilio, Xaime Quesada, Jose Luís de Dios González, Acisclo Manzano,  Manuel García de Buciños, Prego de Oliver, Vidal Soto y Alexandro, entre otros: una vibrante generación de pintores y escultores que decoraron  las paredes del local con sus obras. Aunque ya desaparecido, su letrero se conserva en el local O Queixo, en la misma plaza.

En el centro destaca también un crucero moderno, de 1975, que representa a Cristo y la Virgen con el niño en brazos. Fue patrocinado por el Ayuntamiento, como muestra la presencia del escudo y del patrón de la ciudad, San Martín, en su pedestal.