Iglesia de Santa María Madre

Rúa de Santa María, 3, 32005

Ver en el mapa

Horario de apertura según culto

Lugar de la primitiva catedral de Ourense, de la que se conservan las columnas de su fachada.

Su fachada, de un barroco contenido (s. XVIII), no revela la importancia de esta iglesia medieval, situada en el que muy probablemente había sido el emplazamiento de la antigua catedral de Ourense, de la que solamente restan unas columnas y unos capiteles de aspecto marmóreo conservados en la actual fachada y originarios del siglo V o del VI. Sabemos por una inscripción en un lateral que la iglesia fue reconstruida en 1084 tras su devastación, y de nuevo en 1772. La iglesia no se entiende sin la monumental escalinata por la que se accede, y que conecta la recoleta Plaza de la Magdalena con la Plaza Mayor.

En su interior destaca el retablo en estilo churrigueresco realizado en madera en su color natural, que aloja en su centro la imagen de Santa María Madre, patrona del gremio de los sastres, del siglo XVI. Sale en procesión el Sábado Santo, conducida tradicionalmente por los sastres, y también en Domingo de Resurrección, cuando protagoniza la llamada «Ceremonia del Desplante», un curioso rito que evoca los conflictos que durante años enfrentaron al obispado y a la corporación municipal en la ciudad.

La iglesia no se entiende sin la monumental escalinata por la que se accede, donde cada Domingo de Pascua tiene lugar la Ceremonia del Desplante.

Probable emplazamiento de la primitiva catedral de Ourense, que debía su advocación a un santo francés, San Martín de Tours, al que la tradición atribuye la curación milagrosa del hijo del rey Suevo Carriarico, quien en agradecimiento convertiría al santo en patrón de la villa. Esta primera iglesia sería devastada por las incursiones mozárabes y normandas, reconstruyéndose en 1084 tal y como reza una inscripción lateral. Aquella basílica se demolió en 1722 para levantar la nueva iglesia (como aparece en otra inscripción en el mismo lugar) de estilo barroco a iniciativa del obispo Marcelino Siuri, que aumentó la fábrica. Eso explica que el palacio del obispo esté a su lado.

De la primera basílica solo quedan una serie de columnas dobles en el segundo y tercer cuerpo, de estilo bajorromano o visigótico, y similares a las de la iglesia de Santa Comba de Bande. Tiene tres cuerpos y tres calles enmarcadas en pilastras acanaladas. En el cuerpo alto, hay motivos heráldicos, un frontón y dos torreones a los lados. En el interior, planta de cruz latina con bóveda nervada, cabecera rectangular y crucero poco saliente.

Cabe destacar, asimismo, en un retablo de la nave crucero a la derecha, la imagen de la Piedad (de 1775 en madera policromada, rococó) de notable calidad y patetismo. En la predela del retablo está el cuerpo yaciente de Cristo.