Instituto Otero Pedrayo

Rúa Padre Feijóo, 12, 32005

Ver en el mapa

988 220 247

ies.otero.pedraio.ourense@edu.xunta.es

centros.edu.xunta.es/iesoteropedrayo.ourense/

Primer centro de enseñanza laica de la ciudad; destacan tanto las líneas clásicas de su austera fachada como la fastuosa ornamentación modernista de su paraninfo o pequeño teatro.

El primer centro de enseñanza laica de la ciudad de Ourense, aún hoy en activo, abrió sus puertas en el año 1896. En 1929 tuvo que ser reconstruido tras un terrible incendio en el que solo se salvó una parte del antiguo mobiliario, así como los azulejos y el zócalo mozárabe de la sala de profesores.

La fachada es ecléctica y clasicista y su interior está organizado en base a dos grandes patios rectangulares. Destaca en él la escalera central, de tipo imperial y con balaustrada en piedra, y su paraninfo, un salón de fastuosa ornamentación y bello ejemplo del Modernismo ourensano.

Por sus aulas pasaron gran parte de figuras de la cultura gallega, entre ellos el que da nombre al centro, el escritor Otero Pedrayo.

El centro acoge de forma permanente una exposición de material pedagógico-histórico y una biblioteca con interesantes volúmenes.

La historia de su construcción ocupa casi un cuarto de siglo: la Diputación Provincial encargó la obra al arquitecto municipal Juan Redecilla y la primera piedra del edificio se colocó en 1869. Interrumpidas las obras por problemas económicos en 1881, se reanudan en 1885, encargando un nuevo proyecto a Antonio Crespo López. Una parte del bello mobiliario que diseñó para su interior consiguió salvarse del incendio de 1927.

Detrás del cierre de hierro y granito de la portada, un pórtico adelantado con arcos de medio punto entre pilastras lisas y un entablamento con metopas y triglifos. En el piso superior se repite la disposición de tres puertas en arco dando estas a un balcón con balaustrada de piedra. Encima un frontón triangular con el escudo de Ourense. Y en el remate, un reloj. El resto de la fachada es de gran austeridad: de dos cuerpos separados por imposta, con ventanas y puertas balconadas en el lado norte.

El amplio solar permitió una estructura interior moderna con una organización en torno a dos patios rectangulares y simétricos, uno al norte y otro al sur.

En el interior destacan la amplia escalera situada al Oeste, de tipo imperial, con balaustrada de piedra, sencilla y monumental, y el salón de actos en la parte central al que se accede por tres puertas con arcadas, y que constituye uno de los ejemplos de modernismo en la ciudad.

En la fachada figura el nombre de «Centro Provincial de Instrucción», debido a que comenzó albergando el  Instituto de 2ª Enseñanza, la Escuela de Artes y Oficios, la Escuela Normal de Maestros y la Biblioteca Pública, gravemente afectada por el incendio del 29. En ella se guardaban gran parte de los documentos procedentes de los monasterios tras la Desamortización, muchos perdidos, lo que motivó que en años posteriores se buscase otro lugar para albergar los fondos y que el edificio pasara a ser plenamente centro de educación.