Seixalbo

Ver en el mapa

El núcleo rural de Seixalbo fue desde la Edad Media tierra humilde de labriegos y jornaleros que trabajaban las tierras del Cabildo Catedralicio, señor del lugar, dedicadas al cultivo de viñedos. Está situado en la Vía de la Plata-Camino Mozárabe, en lo que antaño fue el Camino Real a Castilla, y da la bienvenida a los peregrinos que recorren el Camino de Santiago.

Sus habitantes tuvieron el honor de haber sido los primeros en conseguir a exención de los foros, en 1859 (cien años antes que el resto de Galicia), después de dos décadas de pleitos contra la Catedral.

Declarado de Interés Etnográfico, Seixalbo conserva el aspecto que debió de tener en el medievo, lleno de rincones y calles estrechas esperando ser descubiertas.