Ourense no se entiende sin el agua: la de sus ríos y regatos, la de la lluvia, la que juega en las fuentes de su Casco Antiguo y muy especialmente sus aguas termales mineromedicinales. Bajo la ciudad discurre un océano formado en las profundidades de la tierra, en acuíferos a más de 1 km de profundidad, y que brota a la superficie con un caudal de entre 3 y 4 millones de litros al día, uno de los más altos de Europa.

La tradición del baño termal acompaña a la ciudad desde sus orígenes, y aún sigue practicándose en las numerosas instalaciones disponibles: termas históricas, piscinas en plena naturaleza, pequeños balnearios inspirados por el lejano oriente…

Nuestras aguas son fuente de salud, belleza y bienestar: miman la piel, por lo que están indicadas para problemas dermatológicos, y son además una forma magnífica de descontraer los músculos, siendo muy útiles a la hora de tratar reumatismos, contracturas, etc.

Las aguas termales de Ourense son un recurso único, uno de los más valorados por los visitantes… y a ti, ¿cómo te apetece disfrutarlas?

  • 1 Termalismo
As Burgas: Termas con historia
  • 2 Termalismo
Ruta termal del Miño
  • 3 Termalismo
Consejos para el baño
  • 4 Termalismo
Termas de Ourense

El termalismo en Ourense tiene más de dos mil años de historia y comienza en los manantiales de As Burgas. Los primeros pobladores romanos levantaron aquí edificios para el culto y disfrute de estas aguas, iniciando una tradición que llega hasta nuestros días.

La arteria verde de la ciudad concentra numerosos espacios termales en plena naturaleza donde descansar y desconectar de la rutina.

Todo lo que necesitas saber para disfrutar al máximo de un baño termal en Ourense.

Termalismo urbano, en plena naturaleza, exótico…¿con cual te quedas tú?